Skip to content

El destierro de las moscas

febrero 21, 2017

A pesar de su tamaño minúsculo e insignificancia, es uno de los animales que más animadversión ha suscitado en todos los tiempos. Se lo ha asociado con las peores lacras de la humanidad: el atraso, la suciedad, la enfermedad, la muerte, la podredumbre y hasta el aburrimiento. El peligro para la salubridad que entraña -nos transmite microbios patógenos- se debe a su intimidad con los excrementos.

Leer más…

El “eminentemente práctico” Thomas Gradgrind arremete contra la imaginación

febrero 7, 2017

Estamos obnubilados por las noticias de hechos que nos impiden ver lo que hay detrás de ellos. La actualidad (palabra que viene de acto) y su subalterno, el periodismo, nos las sirven en bandeja al por mayor y en formatos variados las veinticuatro horas del día, a través de los múltiples canales de información. Noticias por la mañana, más noticias por la tarde y otra tanda por la noche. Sin tregua. La máquina de difundirlas no descansa.

Leer más…

Madame Bovary no era él (Flaubert)

enero 31, 2017

Hay citas literales que serían geniales si no fuesen apócrifas, para fastidio de quienes creyeron en la autenticidad de su autoría y además se preocuparon de divulgarlas esperando impresionar a quienes la desconocían. Recuerdan a las noticias falsas, con sus espléndidos titulares, que suenan a los oídos mejor que la verdad que ocultan. Como las anécdotas también falsas, tienen el raro privilegio de rodar por los años y hasta por los siglos, seduciendo a generaciones de crédulos que las abrazan maravillados por su aparente pertinencia.

Leer más…

Del “Yo sé quién soy” de Don Quijote al “¿Por qué soy como soy?” de Julien Sorel

enero 24, 2017

Se ha comentado que la novela es el género literario propio de la sociedad burguesa no sólo porque ambientase las historias en alguna familia perteneciente a esta clase social sino porque situaba en primer plano una individualidad, que destacaba sobre el resto de los personajes. De ahí que a esta individualidad fuera de lo común se la denomine “héroe” o “heroína”, si se trata de una mujer.

Leer más…

Cuando los novelistas escribían contra algo

enero 10, 2017

En 1590 Miguel de Cervantes solicitaba “humildemente” al rey Felipe II un empleo en las Indias “de los tres o cuatro que al presente están vacos”. Uno era en la contaduría del nuevo reino de Granada, otro en la gobernación de la provincia de Soconusco, en Guatemala, de contador de las galeras en Cartagena o corregidor de la ciudad de la Paz. Además de relatar con detalle los servicios que había prestado a la Corona en los últimos veinte años, en particular su participación en la batalla de Lepanto, en la que perdió una mano de un arcabuzazo, le informaba de su cautiverio en Argel y la ruina económica que ocasionó a su familia el coste de su liberación.

Leer más…

Fuego en la biblioteca

diciembre 13, 2016

En un artículo publicado en 1930 Aldous Huxley arremetía contra el abaratamiento del papel, para el que propuso un impuesto del 4.000 o 5.000 por ciento con el objetivo de restringir la producción al por mayor del material de lectura de una calidad inferior. El efecto inmediato de tal medida sería la revalorización de los libros, tanto como lo fueron en las épocas clásicas y medievales, siendo atesorados con un cuidado piadoso y estudiados con fervor. La escasez redundaría en la recuperación de la pasión por la literatura y en el “respeto casi religioso por la cultura que distinguía a los hombres de otros tiempos”. Tachaba de vicio el hábito de leer demasiado y sin sentido. Lo comparaba con el consumo de una droga. “No leemos para enriquecer nuestras almas sino para matar el tiempo y distraer la percepción”. ¿Qué diría hoy de la lectura masiva y líquida en versión digital?

Leer más…

La novela en la que los libros salvan a los lectores

diciembre 6, 2016

Los surrealistas expresaron una sincera admiración por Cumbres Borrascosas (Wuthering Heights), la única novela que publicó Emily Brontë en 1847 bajo el pseudónimo de Ellis Bell, porque encarna la exaltación del amor imposible y destructivo que lleva a los amantes a obsesionarse el uno con el otro, como si no hubiese nadie más en el mundo que ellos, en un deseo caníbal de fusionarse, de ser los dos en uno. Buñuel se sintió muy atraído por esta obra que en 1953 trasladó al cine con un título apropiado: Abismos de pasión. Georges Bataille, que le dedicó un ensayo, decía que es “uno de los libros más hermosos de la literatura de todos los tiempos”. Quienes lo hayan leído podrán dar crédito de este elogio nada hiperbólico. Es de las pocas novelas que gozan del privilegio de no dar tregua al lector.

Leer más…